La fruta que cura el insomnio y restaura el sistema nervioso

Gracias a nuestra naturaleza obtenemos plantas llenas de muchas propiedades beneficiosas para tratar muchas enfermedades en nuestra salud. hoy te hablaremos de las propiedades de la Huaya, Mamon o Limoncillo.

La mayoría de los latinos, especialmente aquellos que habitan en zonas tropicales, conocen de este fruto desde que son pequeños. Puede resultarles familiar por las advertencias recibidas sobre tragarse la semilla, por lo económico y accesible que resulta esta fruta o bien, por las propiedades curativas de la huaya.

La Huaya es un delicioso fruto que nos proporciona propiedades curativas increíbles, y es capaz de curar varias enfermedades en nuestra salud.

A continuación, te dejaremos los beneficios de la huaya que de seguro desconocías. Te invitamos a que aproveches sus beneficios de esta fabulosa fruta natural.

LA HUAYA ES UN REMEDIO NATURAL, EN SU COMPOSICIÓN SE ENCUENTRAN GRANDES CANTIDADES DE:

Vitamina C

Vitaminas B1, B3, B6 Y B12

Aminoácidos

Minerales

Ácidos grasos insaturados (oleico y linoleico)

Proteínas

Fibra

Fosforo

Calcio

Caroteno

Hierro

Riboflavina

Tiamina

Niacina

Triptófano

Taninos

Lisia, etc.

Como podemos ver, es un fruto que nos ofrece múltiples beneficios a nuestra salud. Por ello, desde la medicina natural y en numerosos lugares del mundo, se considera a la huaya como un remedio natural para prevenir y también para combatir diferentes dolencias. Por eso podemos decir que las propiedades curativas de la huaya son inigualables.

BENEFICIOS Y PROPIEDADES CURATIVAS DE LA HUAYA.

Ayuda a activar el sistema inmunológico impidiendo la proliferación de virus y bacterias.

Especialmente recomendado en casos de infecciones urinarias y/o bronquiales.

Mejora el sistema reproductivo.

Es beneficioso para las mujeres en gestación porque aumenta los niveles de producción de proteínas beneficiosas para los sistemas de defensa.

Posee alta efectividad para ayudar a controlar la propagación de células cancerígenas en pacientes oncológicos. Dentro de las propiedades curativas de la huaya se considera su poder anticancerígenocomo una de las principales.

Combate el malestar de riñones.

Promueve a buena digestión.

Previene el estreñimiento.

Refuerza los glóbulos rojos de la sangre.

Ayuda en dietas hipocalóricas ya que solo contiene 58 calorías por cada porción.

No contiene colesterol.

Neutraliza bacterias y microorganismos no deseados en el cuerpo.

Protege al organismo de los efectos nocivos del tabaco.

Apoya el desarrollo óseo.

Muy efectivo para contrarrestar los síntomas del resfriado.

Además de las propiedades curativas de la huaya y por su alto nivel nutricional, también mejora la calidad de vida.

Contribuye a la mejora de epitelios.

Es efectivo para tratar infecciones como el acné.

Ayuda a mejorar la piel

Previene úlceras de estómago.

Previene bronquitis.

Ayuda en el tratamiento de infecciones de encías.

Al procesar su pulpa y sus semillas se puede crear una horchata y curar ciertos cuadros de parásitos en niños.

Sus semillas tostadas y molidas se mezclan con miel de abejas y se utilizan para controlar la diarrea.

Es una fruta con numerosos compuestos, usos y propiedades que la hacen muy completa, perfecta para el consumo de todos los miembros de la familia. Aprovechemos al máximo las propiedades curativas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *