5 tratamientos caseros para combatir el adelgazamiento del cabello

Si bien nuestra dieta desempeña un papel fundamental para evitar el adelgazamiento del cabello, también podemos prevenirlo con tratamientos de uso tópico que nos proporcionen los nutrientes necesarios

El adelgazamiento del cabello es un problema que afecta en gran medida a los hombres, aunque también se puede dar en mujeres y niños.

Es una condición que se produce cuando las hebras de pelo son demasiado finas, lo que conlleva a la caída y una reducción notoria del volumen capilar.

Si bien es normal perder hasta 100 cabellos diarios, quienes padecen este problema sufren una pérdida excesiva que, de hecho, algunas veces deja al descubierto partes del cuero cabelludo.

Además, aunque algunos casos son un proceso temporal, puede darse de forma recurrente, causando problemas de seguridad y autoestima en quienes lo padecen.

Sin embargo, en la actualidad hay varios productos y tratamientos que, por sus propiedades, ayudan a fortalecer la melena para contrarrestar esta condición.

Entre las opciones nos encontramos con algunas soluciones de origen natural, las cuales aumentan el grosor del pelo para reducir la caída.

¿Te animas a probarlas? ¡Apunta!

1. Aceite de coco y zumo de limón

Por su significativo aporte de aminoácidos esenciales, minerales y ácidos grasos, este tratamiento de aceite de coco y limón es una interesante solución contra el adelgazamiento de la melena.

Sus compuestos estimulan la circulación en el cuero cabelludo y, al optimizar la oxigenación de los folículos, promueven el crecimiento.

Ingredientes

4 cucharadas de aceite de coco (60 g)
2 cucharaditas de zumo de limón (10 ml)
Preparación

Vierte el aceite de coco en un recipiente y mézclalo con las cucharaditas de zumo de limón.

Modo de aplicación

Separa el cabello en varios mechones y frótale el tratamiento por todas las raíces.
Realiza un masaje durante 5 minutos y, posteriormente, deja actuar el producto durante una hora.
Enjuaga con agua tibia y repite su uso 3 veces a la semana.
2. Aloe vera y aceite de almendras
El acondicionador natural de aloe vera y aceite de almendras le proporciona vitaminas y minerales al cuero cabelludo, lo que ayuda a reducir la caída excesiva.

Ambos ingredientes regulan la actividad de las glándulas sebáceas y favorecen la limpieza e hidratación de los folículos capilares.

Ingredientes

5 cucharadas de gel de aloe vera (75 g)
3 cucharadas de aceite de almendras (45 g)

Preparación

Extrae el gel fresco de una hoja de aloe vera y mézclalo con el aceite de almendras.

Modo de aplicación

Humedece el cabello y aplícale el tratamiento desde las raíces hasta las puntas.
Déjalo actuar 40 minutos y enjuaga.
Úsalo por lo menos 3 veces a la semana.
3. Aceite de ricino y miel
aceite-ricino
Los ácidos grasos que contiene el aceite de ricino ayudan a nutrir el cabello quebradizo y, gracias a esto, aumenta su grosor y fuerza.

En esta mascarilla potenciamos sus propiedades con los nutrientes de la miel, un ingrediente hidratante que favorece el control de la caída.

Ingredientes

5 cucharadas de aceite de ricino (75 g)
3 cucharadas de miel de abejas (75 g)

Preparación

Incorpora el aceite de ricino en un recipiente y mézclalo con la miel de abejas.

Modo de aplicación

Humedece el cabello y aplícale el tratamiento por todo el cuero cabelludo.
Realiza suaves masajes durante 5 minutos y, luego, deja que actúe 30 minutos más.
Enjuaga con agua fría y repite su uso 2 o 3 veces a la semana.
4. Aceite de jojoba, salvia y romero
Los aceites esenciales que combinamos en este tratamiento natural contienen compuestos activos que estimulan el crecimiento del cabello, fortaleciéndolo desde las raíces.

Es ideal para disminuir el adelgazamiento, las puntas abiertas y el exceso de sequedad.

Ingredientes

3 cucharadas de aceite de jojoba (45 g)
1 cucharadita de aceite de salvia (5 g)
1 cucharadita de aceite de romero (5 g)

Preparación

Incorpora el aceite de jojoba en un recipiente y mézclalo con el aceite de salvia y de romero.

Modo de aplicación

Separa el cabello en varios mechones y frótale el aceite sobre las raíces.
Masajea durante 5 minutos y, luego, deja que actúe 30 minutos más.
Enjuaga con tus productos habituales y repite su uso 3 veces a la semana.
5. Semillas de fenogreco
fenogreco
Las semillas de fenogreco contienen ácidos grasos, antioxidantes y pequeñas cantidades de aminoácidos que, sobre el cuero cabelludo, ayudan a estimular la circulación para promover el crecimiento del cabello.

Estos nutrientes aumentan el grosor de las hebras capilares y reducen la pérdida excesiva.

Ingredientes

2 cucharadas de semillas de fenogreco (20 g)
1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Calienta una taza de agua y, cuando hierva, añade las semillas de fenogreco.
Déjalas reposar hasta que ablanden y, posteriormente, tritúralas hasta obtener una pasta.

Modo de aplicación

Frota la pasta de fenogreco por todo el cuero cabelludo y déjala actuar 30 minutos.
Enjuaga con agua fría y repite su uso 2 o 3 veces a la semana.
¿Sufres por el adelgazamiento de tu cabello? Aunque debes mejorar tu alimentación y hábitos de vida, el uso de estos remedios naturales te puede ayudar a contrarrestarlo.

Prueba el que más te llame la atención y comprueba sus bondades para mantener el pelo fuerte y saludable.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *