Combate el herpes labial de forma eficaz con estos 7 remedios caseros

El herpes labial, conocido por algunos como “fuego”, es un brote ocasionado por la infección del virus del herpes simple del tipo 1.

Muchos de los casos se contraen por un beso entre personas infectadas, o bien, por el contacto cercano con alguien cuyo brote está activo.

Una vez se produce la infección, los mecanismos de defensa se activan y el paciente puede experimentar cuadros de fiebre, alergias y sensación de comezón.

Además, dado que se desarrolla en varias fases, al principio se manifiesta con una incómoda sensación de hormigueo en la piel antes que aparezca la ampolla.

Si bien la mayoría de los casos se alivian en cuestión de días, los expertos aconsejan brindarle algún tipo de tratamiento para que el brote se seque antes que drene el líquido.

Esto se debe a que es una fase bastante contagiosa que, de no controlarse, puede empeorar la situación, o bien, transferirse a otras personas.

Por fortuna, hay algunos remedios caseros cuya composición combate la acción de los virus mientras acelera su proceso de recuperación.

En esta oportunidad queremos dar en detalle los 7 mejores para que no dudes en aplicarlos cuando notes cualquiera de sus síntomas.

1. Jugo de limón

La aplicación directa de jugo de limón sobre las ampollas causadas por el herpes labial puede ayudar a controlar la infección e inflamación.

Sus compuestos antisépticos y antivirales controlan el crecimiento de los virus y previenen complicaciones de los síntomas.

¿Cómo utilizarlo?

Humedece un trozo de algodón con jugo de limón fresco y frótalo sobre el herpes.
Repite su uso dos o tres veces al día.

2. Yogur natural

Los probióticos que contiene el yogur natural son idóneos para alterar el ambiente que necesitan los virus para atacar la zona afectada.

Su uso sobre las ampollas ayuda a secarlas rápidamente y reduce el riesgo de contagio.

¿Cómo utilizarlo?

Consume un vaso de yogur natural durante los días que tengas esta enfermedad.
También puedes tomar un poco de yogur frío y frotarlo sobre el herpes para secarlo.
Úsalo hasta cuatro veces al día.

3. Miel de abejas

Conocida por sus propiedades antibióticas y antivirales, la miel de abejas es un buen tratamiento para curar el herpes de los labios.

Sus compuestos activos reducen el tamaño de la ampolla y, de paso, hidratan la piel para evitar marcas o cicatrices.

¿Cómo utilizarla?

Toma un poco de miel con un hisopo de algodón y frótalo sobre el herpes.
Úsala tres veces al día, hasta curar la infección.

4. Ajo

Famoso por sus aplicaciones en la medicina natural, el ajo es un antibiótico muy potente que puede neutralizar varios tipos de infecciones.

Su aplicación externa sobre las ampollas del herpes ayuda a inhibir la actividad del virus para controlar la infección y el riesgo de trasmisión.

¿Cómo utilizarlo?

Tritura un diente de ajo en un mortero y aplica la pasta sobre el brote.
Fíjalo con un adhesivo y deja que actúe una hora.
Enjuágalo bien y úsalo dos veces al día.

5. Aloe vera

Los cristales que contiene la hoja de aloe vera en su interior son reconocidos en todo el mundo por sus propiedades para la salud cutánea.

Usado de forma externa reducen la presencia de virus y bacterias, y previenen la formación de cicatrices y manchas.

Contiene compuestos hidratantes que protegen la piel frente a las agresiones causadas por el herpes.

¿Cómo utilizarlo?

Toma una pequeña cantidad de gel de aloe vera y frótala sobre la zona afectada por el brote de herpes.
Deja que actúe 20 minutos y enjuaga.
Úsalo tres veces al día.

6. Vinagre de manzana

La naturaleza ácida del vinagre de manzana es una gran solución contra los virus que provocan el herpes labial.

Tanto su consumo como su uso directo controlan la proliferación de los microorganismos y el crecimiento del brote.

¿Cómo utilizarlo?

Humedece un trozo de algodón con vinagre de manzana y frótalo sobre la zona afectada.
De forma adicional, agrega una cucharada de vinagre de manzana en agua tibia y consúmelo en ayunas.

7. Té negro

Las propiedades antiinflamatorias del té negro son útiles para reducir el tamaño de las ampollas en los pacientes con herpes labial activo.

Su aplicación seca la piel afectada e impide que la ampolla reviente.

¿Cómo utilizarlo?

Pon a enfriar una bolsa de té negro y aplícala sobre la piel afectada.
Repite su uso dos o tres veces al día.
El uso continuo de cualquiera de estos remedios puede ser muy útil para prevenir complicaciones de la infección del virus del herpes labial.

Elige el que más te llame la atención y úsalo hasta notar una mejora de los síntomas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *