Beneficios del Apio para Tu Salud. Nutrición y Precauciones

El apio es un vegetal que pertenece a la familia de las umbelíferas y es originario del Mediterráneo. Sus tallos crujientes son muy conocidos y apetecidos como un bocadillo bajo en calorías, útiles para aquellas personas que están en un régimen alimenticio.

Son muchas las razones para incluir el apio en nuestra dieta diaria, no solo se trata de su poco aporte calórico, el apio avorece el tracto digestivo y el sistema cardiovascular y sus semillas son de gran utilidad en la medicina para aliviar los dolores.

En este artículo nos encargaremos de hablar sobre los beneficios del apio para la salud; un alimento popular y rico en nutrientes que favorece nuestro organismo.

Hablaremos de:

Beneficios del apio para la salud

Composición nutricional del apio
Recomendaciones dietéticas y recetas
Precauciones de alergia
Beneficios del apio para la salud
Indudablemente nuestro organismo se beneficia cuando consumimos el apio y sus semillas, ya que nos ayudan a reducir la inflamación, a controlar la presión arterial, reducen el riesgo de cáncer y previene el desgaste de la visión relacionados con la edad o la vejez.

Inflamación

La apigenina es una molécula presente en el apio que, según estudios recientes, contiene propiedades anti cancerígenas. Un estudio publicado del Molecular Nutrition and Food Research pudo concluir que la apigenina y las dietas ricas en apigenina fueron capaces de reducir el efecto de algunas proteínas inflamatorias en ratones, siendo eficaces en reducir la inflamación y modificar el equilibrio inmunológico. Ver; Cómo reducir la inflamación en tu cuerpo con alimentos.

Presión arterial

Un estudio efectuado en el Journal of Medical Food analizó el efecto que tuvieron los extractos de semillas de apio sobre la presión sanguínea en ratas a las que se les indujo artificialmente hipertensión.

Al finalizar dicho estudio se concluyó que las semillas de apio pueden considerarse como una agente antihipertensivo para el tratamiento crónico de la presión sanguínea elevada. Estos resultados coinciden en que el apio puede tener los mismos efectos en las personas. Ver; 40 remedios caseros para tratar la presión arterial alta.

Reduce el cáncer

Entre los componentes del apio nos encontramos con un flavonoide llamado luteolina, un componente que según los investigadores puede tener propiedades anti cancerígenas. En el Current Cancer Drug Targets se publicó un estudio el cual nos dice: los estudios epidemiológicos realizados recientemente atribuyen a la luteolina una propiedad en la prevención del cáncer. Según estos investigadores, esto se debe a que la luteolina estimula a las células cancerosas y las hace susceptibles al ataque de los productos químicos de la terapia. Ver; 5 alimentos que debes eliminar de tu dieta para evitar el cáncer.

Hiperlipidemia

La hiperlipidemia sucede cuando existe aumento de las moléculas de grasa en la sangre. Generalmente no se presentan síntomas, pero a largo plazo puede influir en enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

En un estudio publicado en Advances in Environmental Biology en el que se trato de descubrir si el extracto de apio era capaz de reducir la hiperlipidemia en ratas que incluían en su alimentación una dieta rica en grasas se pudo comprobar que efectivamente, el extracto de apio fue capaz de reducir la cantidad de colesterol LDL o colesterol malo en la sangre. Ver; 40 remedios caseros para reducir el colesterol alto.

Neurogénesis (Memoria y aprendizaje)

Una investigación publicada en el año 2009 sobre los efectos de la apigenina en ratones arrojó que, cuando se toma por vía oral o se inyecta, la apigenina es capaz de mejorar la memoria y el aprendizaje. Es necesario realizar más estudios para comprobar estos hallazgos en humanos. Ver; Hierbas buenas para mejorar la memoria y la función cerebral, tónicos para el cerebro.

Otros beneficios
Entre los muchos otros beneficios que también se le atribuyen al apio están:

alivia el dolor en las articulaciones,
estabiliza el sistema nervioso.
El Centro Médico de la Universidad de Maryland comenta que las semillas de apio han sido utilizadas por mucho tiempo en la medicina para tratar algunas enfermedades como:

Espasmos musculares

Inflamación
Artritis
Gota
Retención de agua
Presión sanguínea alta
Gripe y resfriados
Composición nutricional del apio
Antioxidantes: en el apio encontramos una fuente rica de antioxidantes.

Contiene fitonutrientes, como:

Flovonoles
Flavones
Fitoesteroles
Ácidos fenólicos
Dihydrostilbenoids
Furonocumarina
Vitaminas y minerales: el apio contiene vitamina K, vitamina C, vitamina A, contiene también ácido fólico y potasio.

Fibra dietética: en gran parte el apio se compone de agua, pero también es ideal fuente de fibra dietética. Es decir, una taza de apio picado o 100 gramos, lo que es igual a dos tallos y medio medianos, contienen 1,6 gramos de fibra.

Ver; 9 antioxidantes increíbles para tener una buena salud.

Precauciones de alergia

Entre los alimentos capaces de producir una reacción alérgica considerable está el apio, el cual puede provocar un shock anafiláctico fatal, por ello se debe ser muy prudente con su consumo, para evitar males mayores. Ver; 20 remedios caseros para combatir las alergias.

Las personas que son alérgicas al apio deben tener precaución y revisar las etiquetas de los alimentos, pues hasta pequeñas cantidades de apio son capaces de provocar una reacción.

El apio tiene un contenido relativamente alto de sodio – 35 miligramos -. Aunque si hacemos una comparación con los 1.500 miligramos diarios que recomienda la Asociación Estadounidense del Corazón, es todavía un alimento bajo en sodio.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *