El tamarindo es el arma perfecta para limpiar tus riñones y tu hígado: Utilízalo de la manera correcta

Si escuchas en algún lugar que hablan del hígado graso, es que se están refiriendo a una enfermedad hepática muy común, esto ocurre cuando hay una acumulación de grasa en exceso en nuestro hígado, las consecuencias de esta enfermedad son la inflamación de sus células.

De por si este se trata de uno de los padecimientos hepáticos que son más complicados de tratar, pero si eres de los que sufren de esta enfermedad tómalo con calma ya que existen algunas maneras naturales que te pueden ayudar a tratarlo.

El remedio casero que hoy te traemos te ayuda a curar y tratar el hígado graso, y también mantendrás una dieta saludable. La fruta que hoy te presentamos es muy efectiva para combatir este tipo de padecimiento hepático.

Se trata del Tamarindo, este es un excelente depurativo que mejora nuestra digestión que ayuda a la pérdida de peso, debido a su contenido en fibra y ácidos insaturados, también es un ingrediente natural muy efectivo para curar el hígado graso, eliminar la grasa y regular el colesterol en nuestro organismo.

El tamarindo es un árbol pequeño que en realidad es originario del continente africano, aunque ahora se cultiva en toda la India y otras partes del continente asiático. Desde hace tiempo se ha valorado por su fruta pequeña y agridulce que se consume tanto cruda como cocida.

Cuando los frutos se sumergen en agua, el resultado es un líquido dulce y picante utilizado en diversos platos del sudeste asiático. Esa no es la única razón por la que el tamarindo es tan apreciado en toda la región.

Durante mucho tiempo se ha utilizado también por sus propiedades medicinales y es uno de los grandes súper alimentos que aún no han sido descubiertos en muchos lugares. Continúa leyendo para averiguar más acerca de los increíbles beneficios para la salud de este inusual fruto.

Método de elaboración

INGREDIENTES:

2 puñados de tamarindo.
2 litros de agua.

PREPARACIÓN:

Lo primero que debes hacer es pelar el tamarindo y colocarlo en el agua. Luego debes licuar muy bien y cuela la mezcla. Después tienes que beber este jugo cada día las veces que tú quieras, para curar el hígado graso y la hepatitis, si quieres lo puedes endulzar con un poco de miel.

Infusión de tamarindo

Para esto tienes que utilizar de 25 a 30 hojas de tamarindo y ponerla a hervir en un litro de agua. Una vez que haya hervido, retira del fuego y deja reposar por media hora antes de tomar la infusión.

Al igual que el jugo, lo puedes endulzar con un poco de miel, aunque es recomendable tomarlo al natural. Esta infusión también la puedes hacer agregando la cáscara de la fruta. Puedes tomarla al despertar y antes de ir a dormir.

Beneficios del tamarindo para la salud

Promueve la buena digestión: tiene propiedades laxativas naturales que pueden tratar el estreñimiento o los intestinos perezosos. También es capaz de estimular la producción de la bilis en el hígado, la que ayuda a mejorar la capacidad del cuerpo para descomponer los alimentos de manera eficiente.

Apoya la salud del corazón: Es capaz de promover la salud del corazón mediante la normalización de los niveles del colesterol y el apoyo a la salud y función cardíaca general. También se sabe que tiene efectos positivos sobre la presión arterial, lo cual es importante ya que la hipertensión es un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca.

Nutre la piel y el cabello: En la piel, puede ayudar a reducir la inflamación y la irritación y es un remedio popular común para enfermedades como las hemorroides, que son causadas en gran parte por la hinchazón y la inflamación

Regula los niveles de azúcar en la sangre: los tamarindos, se ha demostrado que actúan de la misma manera que la insulina actúa en el cuerpo, disminuyendo la resistencia a la insulina y por lo tanto los niveles globales de azúcar en la sangre.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *