Cuidado dental en la diabetes: 8 Problemas y 9 Soluciones

Las personas con diabetes tipo 2 son más propensas a sufrir complicaciones de salud oral. De hecho, el riesgo de un diabético aumenta de 2 a 3 veces en comparación con el resto de la población. Esto hace que sea especialmente importante que comprendas cuáles pueden ser estos problemas, junto con las prácticas de cuidado dental que puedes usar para prevenir las complicaciones.

Lo más importante es que te des cuenta de que tus dientes y encías se ven afectados por tus niveles de glucosa en la sangre. Mientras más altos sean tus niveles de azúcar en la sangre, mayor será tu riesgo de desarrollar todo tipo de complicaciones.

No debes ignorar tu salud dental, porque si no se trata, con el tiempo, todas las áreas de la boca e incluso la estructura ósea circundante pueden verse comprometidas.

En este artículo hablamos de 8 posibles problemas dentales en los diabéticos, junto con 9 soluciones preventivas.

8 problemas Dentales Relacionados con la diabetes

# 1: Gingivitis

La gingivitis es la inflamación de las encías, la etapa más temprana de la enfermedad de las encías. Los síntomas son irritación, hinchazón, encías rojas. Si se trata temprano, la gingivitis puede no progresar a una de las siguientes condiciones más serias. Ver; 28 remedios caseros para tratar la gingivitis

# 2: Periodontitis
Esta es una infección de las encías que provoca que los dientes se desprendan de las encías. Los espacios entre los dientes y las encías pueden llenarse de gérmenes o pus y volverse más profundos. Eventualmente puede ser necesaria la cirugía de encías. A medida que empeora la infección, se destruye el hueso y los dientes pueden aflojarse y deberán extraerse.

# 3: Caries dentales
También se conocen como cavidades. Las caries ocurren debido a que las bacterias descomponen el tejido duro del diente y provocan una cavidad. Las caries deben rellenarse con un material especial para evitar una mayor erosión. Ver; Cómo prevenir y curar las caries naturalmente.

# 4: Pérdida de dientes

Si los dientes no se pueden salvar, es posible que tengamos que desprendernos de ellos. Esto puede causar distorsión en los dientes remanentes y en la estructura de la mandíbula / hueso. Si se extraen muchos, o todos los dientes, eventualmente se necesitarán dentaduras para masticar los alimentos. Ten en cuenta que las dentaduras no son un reemplazo ideal para los dientes reales, pues conllevan a una pérdida significativa de poder de mordida.

# 5: Candidiasis

Esta es una enfermedad fúngica causada por una lesión en los tejidos blandos de la lengua y alrededor de la boca causada por el hongo Cándida. Esta es la misma bacteria que causa las infecciones por hongos en la piel. Los síntomas incluyen manchas blancas en la boca y en la lengua. Ver; Señales que indican una infección por Cándida. ¿Cómo se trata esta infección?

# 6: Abscesos

Un absceso es una hinchazón dolorosa llena de pus que ocurre cuando los dientes o las encías se lesionan debido a un trauma o infección. Estas infecciones no desaparecerán por sí solas, así que, si tienes una, es fundamental buscar tratamiento lo antes posible para que tu dentista pueda ordenarte antibióticos que drenen el absceso, limpie el área y trate la infección. Si no se trata, la infección puede extenderse a los huesos y los dientes circundantes. Ver; 11 remedios caseros para tratar el absceso dental.

# 7: Boca seca

También llamada “xerostomía”, la boca seca puede provocar dolor, úlceras, infección y caries, además de ser generalmente irritante e incómoda.

# 8: Tordo

Las personas con diabetes son más propensas a tomar antibióticos, lo que desafortunadamente puede provocar infecciones fúngicas en la boca y / o en la lengua.

¿Por qué hay un mayor riesgo dental en la diabetes tipo 2?

El mayor riesgo de complicaciones dentales con la diabetes es probable que se deba al aumento del riesgo de infecciones bacterianas y / o la acumulación de productos de desechos de la glicación avanzada (AGE). Estos se forman cuando la proteína o la grasa se unen con el exceso de azúcar en el torrente sanguíneo y empeoran la diabetes.

Entonces, el mensaje general aquí es que cuanto más puedas controlar tus niveles de azúcar en la sangre y mantenerlos dentro del rango saludable normal, menos riesgo tendrás de complicaciones.

8 consejos para prevenir los problemas dentales con diabetes
La buena noticia es que existen medidas para prevenir los problemas dentales. A continuación, incluyo algunos consejos que te ayudarán a tener dientes, encías y boca saludables.

# 1: Cepillado diario

Usa un cepillo de cerdas suaves que se ajuste fácilmente a tu boca. Si tienes artritis, un cepillo de dientes eléctrico es una buena opción. Recuerda cepillar tanto el interior como el exterior de los dientes, incluida la parte externa de los dientes posteriores. Finalmente, cepilla la lengua, que puede albergar malas bacterias y necesita ser limpiada regularmente también. Es óptimo cepillarse después de cada comida, pero esto no siempre es práctico. Asegúrate de cepillarte al menos dos veces al día. Ver; La mejor guía para mantener unos dientes sanos.

# 2: Uso diario del hilo dental

El uso de hilo dental es muy importante: el cepillado no puede eliminar las piezas de comida que se alojan entre los dientes. Asegúrate de usar hilo dental al menos una vez al día. Ver; Consejos útiles para el cuidado dental de forma natural.

# 3: Programa exámenes dentales regulares y limpiezas profesionales

La limpieza dental debe programarse cada 6 meses como mínimo, pero nuestro médico o dentista puede recomendar visitas más frecuentes según tu situación particular. Asegúrate de programar una cita con el dentista si observas alguno de los siguientes: encías rojas o sensibles, encías sangrantes, dientes flojos, cambios en la alineación, nueva sensibilidad al calor o al frío, prótesis mal ajustadas, dificultad para tragar, úlceras que no están sanando

# 4: Evita los enjuagues bucales que contienen alcohol

Es probable que conduzcan a la sequedad de la boca, lo que a su vez puede favorecer las caries dentales. Además, verifica los ingredientes en los enjuagues bucales para asegurarte de que no contengan azúcar. Ver; Usar enjuagues de aceites para la salud oral.

# 5: Cuida de tu dentadura (si la tienes)

Retira tus dentaduras postizas antes de acostarte, limpia y enjuágalas bien. Las dentaduras son regularmente contaminadas por bacterias y si se dejan sucias pueden infectar la boca y los dientes.

# 6: Cuida bien de tu cepillo de dientes

Enjuaga bien tu cepillo de dientes después del cepillado y mantén la cabeza del mismo expuesta al aire para que se seque. No lo cubras ni coloques en un recipiente cerrado porque la humedad podría albergar hongos o bacterias. Reemplaza tu cepillo de dientes cada 3-4 meses.

# 7: Evita fumar

Fumar deteriora el flujo sanguíneo a las encías y disminuye la cicatrización de las heridas, además de que provoca la constricción de los vasos sanguíneos, lo que resulta en una mayor elevación de la presión arterial. Ver; 16 Remedios caseros para dejar de fumar.

# 8: Mantente alejado del azúcar

Como si necesitaras otra razón para dejar de comer azúcar. El azúcar es el alimento principal de las bacterias malas en la boca y les proporciona energía para que crezcan, prosperen y trabajen en nuestros dientes y encías.

# 9: Controla tus niveles de azúcar en la sangre

Y lo más importante que puedes hacer para evitar complicaciones es mantener tus niveles de azúcar en la sangre en un rango saludable. Ver; 50+ Remedios Caseros para la Diabetes y Bajar el Azúcar en Sangre.

Así que, sigue trabajando en mantener tus niveles de azúcar bajos comiendo una dieta saludable baja en carbohidratos, haciendo ejercicio, estresándote menos y obteniendo un sueño de buena calidad.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *