Estudios afirman que la inteligencia se hereda de la madre y no del padre.

¿Qué es la inteligencia?. No hay una definición definitiva para explicar qué es la inteligencia en verdad o cómo medirla. En biología, el término designa a menudo las capacidades cognitivas generales que posee un ser humano, es en otras medidas; la memoria, la atención, el lenguaje, la capacidad de razonamiento al igual que todas las funciones ejecutivas superiores, que juegan un rol en el tratamiento de la información, por parte de nuestro cerebro.

Los progresos tecnológicos constante desde hace 30 años, permiten estudios cada vez más precisos del genoma humano, de manera que se pueda identificar el rol de las funciones que juegan los genes.

Estos, son responsables de la eficacia de nuestras capacidades cognitivas, conocidas denominadas los genes de la inteligencia, y que son el objeto de una atención particular de numerosos investigadores en genética, basados estos en el genoma humano.

¿Será que finalmente los hemos encontrado? La respuesta es sí, pero las conclusiones a las que se han llegado resultan sorprendentes y discutibles, pero al parecer todo es una realidad.

La inteligencia se transmite por la madre.

Si te consideras brillante, entonces debes agradecérselo a tu querida madre. Porque algunos investigadores han demostrado que son las madres las responsables en su totalidad de la transmisión de los genes de la inteligencia. Esto significa que posiblemente estemos frente al fin de estereotipos y prejuicios sexistas.

Esta proviene de lo que llamamos los genes condicionados. Esto genes actúan de forma diferente según la disposición inicial. Lo que es interesante, es que algunos de ellos no funcionan, si no es que vienen por parte de la madre. Un ejemplo de ello, si ese mismo gen viene por parte del padre, se desactiva por completo. Esta misma verdad se aplica al revés; ciertos genes no se activan si vienen de parte del padre.

Lo genes vienen de distintos sectores.

La inteligencia puede tener compuestos hereditarios, es algo que sabemos. En cambio, desde hace algún tiempo se ha descubierto que la mayoría dependen del padre y de la madre.

Hace poco, varios estudios demostraron que los niños son más susceptibles de obtener su inteligencia de parte de la madre, ya que sus genes ligados a la inteligencia se encuentran en el cromosoma X.

Una primera investigación fue importante en este aspecto, se realizó en el año 1984 la Universidad de Cambridge. El estudio hizo hincapié en la coevolución del cerebro y el condicionamiento del genoma, para concluir que son los genes maternos los que aportan más al desarrollo de los centros del pensamiento en el cerebro.

Los investigadores crearon en laboratorio embriones de ratas especiales que contaban solamente con material genético de la madre o del padre. Pero cuando llegó el momento de transferir los embriones en el útero de una rata, los embriones murieron. El estudio arrojaron que hay genes condicionados únicamente, si son activados cuando se heredan por parte de la madre, ya que esto es fundamental, para el buen desarrollo del embrión. De manera inversa, el patrimonio genético del padre es esencial para el desarrollo del tejido que formará la placenta.

¿Y qué pasa con los genes de papá?

Eventualmente, esta información no significa que los padres no contribuyan al capital genético cerebral de los niños. Ambos padres provienen de genes esenciales al cerebro pero de diferentes maneras. La madre delega las funciones superiores como el lenguaje, la memoria, el pensamiento y la inteligencia. Por el contrario, los genes paternos transmiten en mayor medida los instintos y los comportamientos como las emociones, el hambre, la respiración y el deseo. ¿Es suficiente razón para afirmar que la mujer es el futuro del hombre? ¿Por qué no?. Es toda una realidad.

Nuevas investigaciones.

Uno de los resultados más maravillosos de esta teoría proviene por cierto de un estudio realizado por el Medical Research Council Social and Public Health Sciences Unit en Estados Unidos. Cada año, desde el año 1994, han venido interrogando a más de 12.000 jóvenes adultos de entre 14 y 22 años. Los investigadores tomaron en cuenta distintas variables como por ejemplo, la el color de la piel, el nivel de educación y el nivel socioeconómico.

Gracias a esta tecnica de estudio, determinaron que la mejor manera de predecir la inteligencia de cada uno, era observando el IQ de la madre.

Al tratarse de una teoría por demás interesante, los científicos continuaron estudiándola. El científico Robert Lehrke, forma parte de quienes han dedicado muchos años a este proyecto y reveló que la inteligencia de la mayoría de los niños dependen del cromosoma X, y al mismo tiempo descubrió que como las mujeres tienen 2 cromosomas X, esto es lo que hace que los niños tengan 2 veces más posibilidades de heredar las características ligadas a la inteligencia de sus madres.

De igual manera existen otros que dudan de estas teorías y que creen que la inteligencia no tiene que ver con lo genético.

Es el caso del director del laboratorio de genoma cognitivo de Beijing, Zhao Bowen, que expresó: “Debemos saber que en el seno de lo que hemos heredado, existen factores sobre los cuales no podemos tener influencia y otros que podemos cambiar rotundamente. Y que debemos intentar hacer un buen uso de estos últimos cultivando nuestro potencial en un ambiente óptimo.”

Recuerda compartir, comentar, dar like (Me Gusta) a nuestras publicaciones y etiquetar a tus amigos para que esta familia siga creciendo. Si nos ayudas a difundir nuestras publicaciones, cada día podremos seguir brindándoles una mayor cantidad de consejos de salud, belleza y bienestar general.

Recomendado para ti:
Elimina las Canas de tu Cabello Para Siempre en Solo 1 Día Con Este Truco Casero

Si no puedes visualizar el video, pulsa AQUI

Si te gustó, Dale Me Gusta y COMPARTELO

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *