Akiane Kramarik, la niña que vio el ‘verdadero’ rostro de Jesús y decidió pintarlo en lienzo.

Akiane Kramarik es una joven artista y poeta de 22 años de edad originaria de Mount Morris, Illinois, Estados Unidos. Quien desde los 3 años asegura que recibe mensajes celestiales a través de los sueños.

Desde su infancia empezó a decir que dios le hablo y le dijo que le daría un don especial, y a los 4 años ella empezó a pintar bocetos, sin que nadie le enseñara como hacerlo.

Ella plasta en sus obras, las visiones que tiene en sueños. En una de estas visiones asegura que conoció a Jesús de Nazaret.

“Príncipe de la Paz”, es el nombre de la pintura que revela según Akiane el rostro de Jesús y esta la hizo cuando tenía 8 años.

Esta es la pintura que la hizo famosa y con ella logro asistir al programa “The Oprah Winfrey Show” a los 10 años, y a los 12 años estuvo en el canal CNN.

Sus cuadros acercaron a su familia mas a Dios

Los padres de Akiane eran ateos, por lo que quedaron impactados por la revelación que había hecho su hija. Ahora son cristianos. El primer retrato de Akiane fue in éxito y logro venderlo en 10 mil dólares.

Actualmente ya Akaine es una mujer y es reconocida por ser una artista autodidacta.

“Dios aseguro que me daría un don para que yo lo compartiera con los demás, esa sería una forma de compartir su amor. Desde pequeña me ha regalado hermosas visiones, las mismas que plasmo en mis lienzos y traspaso a poesías para llevarlas a los de más” asegura Akiane

Akiane llamas a sus obras “las pinturas de Jesús”, que pinta luego de tener sus visiones. Ella asegura que cuando despierta de un sueño le cuenta este a su madre, y enseguida le buscan los materiales para que plasme el mensaje que Dios le ha dado.

Ahora esta chica planea abrir una academia de arte para niños y adolescentes, así podrá compartir su don y conocimiento con otras personas que amen este arte tanto como ella.

Mientras tanto ella seguirá plasmando los mensajes que le manda dios en sus obras, para que el mundo tenga la seguridad de que el cielo existe.

Comparte esta publicación.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *