Esta pareja colombiana ha estado viviendo en un alcantarillado por más de 22 años

Nunca hubiéramos imagina que se pudiera vivir en un alcantarillado. Pero al parecer es posible. Esta es la historia de un matrimonio que lleva 22 años viendo en un alcantarillado.

María García y Miguel Estrepo son un apareja colombiana, que vive en un alcantarillado en la ciudad de Medellín. Los acompaña su mascota y poco a poco han ideo adecuando ese espacio con una cocina, ventilador y un televisor pequeño.

Esta pareja se conoció en esa ciudad, y lamentablemente ambos están involucrados con las drogas, situación que los llevo a vivir en esa condición. Cuando apareció el amor entre ellos, fue que se ayudaron a superar la adicción, uno a poyando al otro.

Esta pareja se encontraba solos y desamparados, sin empleo ni un lugar donde vivir. Por esta razón decidieron convertir el alcantarillado en su hogar.

Un hogar particular para esta pareja

Para muchos es una locura pero para ellos fue su salvación. Ellos aseguran que conseguir un techo donde vivir, fue lo que los motivó a superar su adicción. Es así como decidieron convertirlo en un acogedor lugar a pesar de su pequeño espacio.

A pesar de que solo tiene 3 metros de ancho, 2 de profundidad y 1,4 metros de altura, esta pareja se las ha ingeniado para hacerlo agradable para ellos y hasta decoran el sitio cuando hacen sus fiestas.

Se las ingeniaron para agregarle electricidad y ahora tienen electrodomésticos en su hogar. Solo les preocupa una cosa y es que el alcantarillado es propiedad del Estado por lo que pueden ser desalojados en cualquier momento.

Aunque para su suerte aun las autoridades del estado no se han manifestado para desalojarlos. Esperemos que si lo hacen por lo menos les consigan un lugar mejor donde vivir.

A pesar de las incomodidades y la preocupación miguel expresa como se siente en este lugar.

“Es genial vivir aquí. Las personas nos dan mucho amor. Aquí vivo mejor que el mismo presidente”. Asegura.

Comparte esta increíble historia. Con esto podemos ver que no es necesario tener lujos para ser feliz. De un comienzo tormentoso pueden salir cosas buenas. Es tan optimista como ellos y sácale provecho a lo poco o mucho que tengas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *