Madre tiene moretones en toda la barriga: Cuando miran la ecografía de cerca quedan helados

Muchas veces las parejas quieren tener sus hijos pero no pueden puesto que muchas veces se dan algunos problemas en la parte reproductiva y no hay opción más que tener fe y esperar por un milagro que se los permita.

Bien es sabido que hay muchas mujeres que no pueden tener hijos y es por eso que buscan la manera de lograr su anhelo tan grande como lo es tener a un pequeño en sus brazos, buscan las mil y una maneras para lograrlo.

Por fortuna existen algunos tratamientos que ayudan a las parejas a lograr tener un hijo sin embargo pueden ser costosos pero eso no es un obstáculo grande para muchas de las mujeres cuyo anhelo más grande es hacer crecer la familia.

El día de hoy te traemos una historia que relata acerca de una pareja que intentó hacer crecer la familia y sus planes no fueron como lo esperaban. Sigue leyendo este post y entérate que fue lo que pasó con ellos.

Nunca imaginaron que esto pasaría cuando vieron su barriga

Esta historia habla de Guillermina y su esposo Fernando, quienes a pesar de ya tener a una hija, Julieta, querían darle un hermanito sin embargo estaban teniendo problemas para poderlo hacer y se les ocurrió una idea.

La pareja al ver que se les dificultaba, decidieron realizarse un tratamiento de fertilidad y por fortuna funcionó de una manera totalmente inesperada y ya verás porqué.

Resulta que cuando Guillermina acudió por primera vez ha hacerse el eco, el doctor quedó espantado y ellos también, pues resulta que Guillermina no estaba embarazada de uno o dos niños sino que se trataba de nada más y nada menos que de 5 niños que estaban creciendo en su vientre.

Ellos afirman que estaban preparados para recibir otro bebé pero nunca imaginaron que serían 5, sin embargo aún los quieren pues después de tanto intentar valió la pena.

Los meses fueron pasando y a Guillermina le supervisaron todo su embarazo hasta las 31 semanas y media que fue cuando a la madre debido a que tenía muchos bebé en su vientre, se le hicieron moretones en la barriga.

El médico dice que el embarazo de esta mujer fue solo 3 semanas más corto que un embarazo normal, sin embargo fue 3 semanas más largo que un embarazo de quintillizos, esto lo hicieron de esta manera para que los bebés estuviesen bien formados y grandes y así de esta forma se evitarían complicaciones con los pequeños.

La mujer tuvo a sus 5 hijos por cesárea y fueron 2 niños y 3 niñas, que nacieron en un excelente estado de salud, sin embargo pesaron entre 900 gamos a 1,4 kilogramos a excepción de Fernando que pesó 1,8 kilogramos. Los nombres de los niños fueron Fernando y Jordan y las niñas llevan por nombre Esmeralda, Fátima y Marisa.

Aunque Guillermina pudo regresar a casa en 2 días, los bebés tuvieron que quedarse otras 6 semanas en el hospital para vigilar si crecían sanos.

Una de las doctoras que atendió a la mujer, Tracy Manuck, dice que Guillermina mantuvo siempre una actitud positiva y nunca se quejó de su embarazo.

Y tú ¿qué harías si te sucede algo igual?

No olvides compartir.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *