Te enseño paso a paso a hacer deliciosa fruta deshidratada en casa siguiendo este sencillo tutorial.

Las frutas y verduras son los alimentos más recomendados para todas aquellas personas que realmente se preocupan por su estado de salud, Sin embargo en ocasiones somos tan optimistas que adquirimos más frutas de las que realmente terminamos por consumir. En este proceso desperdiciamos comida y dinero.

Por fortuna hay muchas maneras de conservar nuestras comidas y mantener sus propiedades al máximo, durante un largo tiempo. Quizás has escuchado alguna vez sobre la deshidratación de las frutas, en cualquier caso aquí te explicaremos de qué se trata y cómo puedes realizarlo desde la comodidad de tu hogar.

Puedes sacar muchos beneficios de los alimentos deshidratados, sin embargo poca gente sabe que hay un método muy simple con el que se puede realizar el proceso en casa, sin necesidad de alguna maquinaria costosa. Te explicaremos paso a paso con un sencillo video.

Llega hasta el final y toma nota en el proceso, podrás darte cuenta de que deshidratar una fruta es muy fácil, además te va a permitir tener bocadillos para deleitarte por las tardes mientras conservas e ingieres sus propiedades.

El proceso para deshidratar una fruta nunca fue tan simple, aprende a realizarlo en tu hogar.

Desecar la fruta es un proceso que permite extraer toda el agua de la misma y previene la descomposición. De esta manera sigue siendo saludable pero nos aseguramos que el producto no se dañe. Puedes utilizar deshidratador solar, usar el sol natural e incluso aprovechar el horno de la cocina.

Los alimentos disecados pueden adquirirse en los supermercados, pero en ocasiones terminan siendo más caros que la fruta misma. Para este truco necesitas tan solo las frutas, tu horno en buenas condiciones y algo de tiempo.

Comienza cortando las frutas en rodajas y extiéndelas a lo largo de la bandeja en el horno. Vas a cocinarlos dentro, dejando la puerta abierta entre 5 a 10 centímetros, nunca la cierres por completo. Otro detalle es que el horno debe tener una temperatura máxima de 60º C.

Si sientes que este proceso es muy complejo, o tu horno no es el más apto, tampoco debes tirar la toalla. El método antiguo que no deja de ser infalible es dejar la fruta al sol durante un buen rato a que se deshidrate naturalmente.

Inténtalo y te vas a sorprender con esta nueva manera de disfrutar tus alimentos.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *